Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
Teléfonocómo llegar

EL TRIBUNAL SUPREMO VUELVE A DECLARAR EXTINGUIDO EL USO POR LA CONVIVENCIA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA FAMILIAR-STS 23 SEPT.2020

Publicado: 14 de Octubre de 2020

EL TRIBUNAL SUPREMO VUELVE A DECLARAR EXTINGUIDO EL USO POR LA CONVIVENCIA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA FAMILIAR.-

Razona el Alto Tribunal en su Sentencia de 23 de septiembre de 2020, que la medida relativa a la vivienda familiar es origen, en general, de tensiones y conflictos entre los excónyuges que tenían en ella la sede del núcleo familiar.

De ahí que la doctrina postule que el legislador aborde una nueva regulación sobre la materia, pues las nuevas realidades familiares y de uniones de pareja así lo demandan; y todo ello en estrecha relación con la superior protección del interés del menor; conciliando los intereses en conflicto y poniendo coto a un nicho de litigios y de tensiones deplorables, y a veces reprobables.

Consciente de ese problema la sala abordó el supuesto en el que, existiendo una vivienda familiar, sede del núcleo primigenio en la que convivían ambos cónyuges con sus hijos, tras la disolución del matrimonio, y atribuido el uso a los hijos menores y al progenitor a quien se confía su guarda y custodia, este contrae matrimonio o crea una unión de hecho con una tercera persona, con la que constituye otro núcleo familiar.

Pero con la paradoja de fijar su sede en la vivienda familiar del núcleo primigenio en la que convivirá la nueva pareja y los hijos menores de la primigenia.

Los intereses que confluyen los tiene en consideración la sentencia de pleno número 641/2018, de 20 de noviembre

Es decir, se ofrecen pautas de conducta para que la nueva situación no perjudique el interés de los hijos menores de edad.

Se ha de tener en cuenta que dentro del concepto de alimentos se integra el de proporcionarles vivienda a los hijos menores.

Para que las partes se acomoden a la nueva situación y tengan tiempo de ordenarla, sin poner en riesgo el interés de los menores, es por lo que la sentencia número 568/2019, de 29 de octubre, permitió a la menor y a la madre permanecer en la vivienda por un tiempo prudencial de un año, tras el cual cesaría el uso de la misma.

Esto es, se evitó un automatismo inmediato. Por lo expuesto, procede estimar el recurso de casación, con la matización temporal a que se ha hecho mención.

haz clic para copiar mailmail copiado